Atención lo que deseas!!

Algunas veces queremos ser otras personas y entonces nos decimos “Si pudiera tener “, “Si pudiera ser”, “Entonces cuando sea”, “En la situación en la cual cumpliré”, “Sólo ser”, “Sólo con esta condición podré estar satisfecho, feliz y completamente cumplido”. ¿Así es de verdad? Una historia sabia me da la respuesta.

yoga-zaragoza

Hace mucho tiempo existió un paisano pobre que tenía como trabajo romper las rocas de la montaña para transformarlas en adoquines para la calle. El hombre trabajaba cada día muchas horas, quemado por el Sol, golpeando y rompiendo las piedras. Un día pasó por allí el rey sobre un magnífico caballo. Este caballo llevaba muchos adornos reales con las insignias de su condición. Nuestro paisano lo vio y pensó: “¡Ah!¡Qué poder podría tener si fuera rey! Podría ir a lo largo y ancho del reino haciendo mucho bien a mis súbditos.”

El Todopoderoso Dios desde el cielo oyó su pensamiento y le transformó en un gran soberano. El hombre pasaba ahora por el reino con su caballo y dio a toda su gracia de rey, con ricos y pesados vestidos. Como el sol era abrasador casi siempre, el rey a veces se sofocaba.

“¡Ah, si fuera el Sol, qué poder inmenso tendría!”, pensaba el paisano rey. “Podría iluminar con fuerza a la gente y podría ser siempre una fuente de gran provecho.” El Todopoderoso Dios oyó de nuevo su pensamiento y le transformó en el Sol. Como astro, él iluminaba ahora a la gente del amanecer al anochecer y calentaba con sus rayos benefactores. Pero pasó una nube sobre el sol y le tapó y entonces el mundo entero se quedó a oscuras.

 yoga-tantra-zaragoza-2“Ja, ja…mira que el sol no tiene tanto poder como parece”, dijo entonces el paisano sol. “¡Si pudiera ser una nube…podría tener un poder inmenso! Podría provocar la lluvia y el tiempo claro  y así podría ser una fuente de provecho para la gente”. El Todopoderoso Dios oyó desde el cielo sus palabras, y le transformó en una nube. Ahora provocaba la lluvia en el momento adecuado y la gente recogía una gran cosecha.

Pero un día no podía atravesar una gran montaña que le impedía adelantarla. “¡Ah!”, Comenzó a llorar el paisano nube, “Mira que las nubes no son tan fuertes como parecen. La montaña es superior”. Si pudiera ser una montaña podría tener una sombra beneficiosa para la gente y podría protegerla del viento”. Oyéndole el todopoderoso Dios le transformó en una montaña y el paisano montaña se puso orgulloso, sólo que cuando miró abajo. ¿Qué vio? Un anciano pobre que rompía en trozos esta montaña haciendo adoquines para las calles…