La historia de las ranitas

Hace muchos años un grupo de ranitas querían competir. El objetivo fue alcanzar una torre muy alta. Se reunieron muchos espectadores para ver esta competición y animar a las ranitas.

yoga-tantra-zaragoza-38

La competición iba a empezar. Pero ningún espectador creía que ninguna ranita alcanzaría lo alto de la torre. Se oían muchas exclamaciones como: “¡Oh, qué cansancio! ¡No podrán tener nunca éxito para llegar a la parte alta de la torre!” O: ¡No van a tener éxito pues la torre es muy alta!”

Las ranitas comenzaron a abandonar… con la excepción de una que escalaba sin parar con alegría …

Los espectadores continuaron gritando: “¡Es mucho cansancio, nadie puede llegar arriba de la torre!” Más y más ranitas abandonaron y se resignaron… Sólo una escalaba con la idea siguiente. ¡No quería abandonar de ningún modo!

Después todas las demás ranitas y los espectadores quisieron saber cómo tuvo éxito para seguir subiendo después de que sus compañeras abandonaron la competición.

Uno de los espectadores fue hasta la ranita para preguntarle cómo había conseguido el éxito tras hacer un esfuerzo tan grande y seguir hasta el final de la torre.

Así se pudo saber… ¡la ranita vencedora era SORDA!

La moraleja:

¡No escuches nunca a la gente que tiene la mala costumbre de ser siempre negativa y pesimista porque ellos anulan los más bellos deseos y esperanzas del alma!

¡Piensa siempre en el poder de las palabras, pues todo lo que escuchas o lees te influye en lo que haces!

¡SED SIEMPRE OPTIMISTAS!

¡Se simplemente “sordo” cuando el otro te dice que no puedes realizar tus sueños!