La técnica de la sonrisa interior

La meditación que desencadena la risa 

“Estallar de risa, soltar la risa, reír a carcajadas, cansarse de reír, llorar de risa, revolcarse de risa, morirse de risa; existen estas expresiones que demuestran que la alegría inmensa explota”

Prof. Yoga GregorianBivolaru

Por la mañana, cuando nos despertamos, justo antes de abrir los ojos, estiraremos nuestro cuerpo lento, pero cuidadosamente como un gato. En la medida de lo posible, buscaremos la relajación y el placer de los músculos del cuerpo durante 5-7 minutos.

A continuación, incluso si no tenemos (y no podemos encontrar ninguna razón para reír), seguiremos de todas formas intentando reír, manteniendo los ojos cerrados. Trataremos de hacer la inducción e incluso la aparición de la risa (físicamente, incluso a carcajadas) durante 7-10 minutos. Para facilitar la aparición de la risa, podemos evocar por 1-2 minutos las situaciones más cómicas que hemos tenido y que más nos hicieron reír en nuestra vida. Al principio es posible que nuestra risa sea un poco forzada, pero incluso en tal situación se debe perseverar intentando impulsar, empujar hacia delante el abdomen buscando por todos los medios provocar la risa. Muy pronto los efectos de este esfuerzo se sentirán y estallaremos en una verdadera carcajada.Desde el momento en el cual nuestra risa se detiene, inmediatamente después nos estiramos relajados sobre la espalda durante 10 minutos y concienciaremos atentamente la energía sutil euforizante que circula en forma de flujos (como corrientes eléctricas muy débiles que dan alegría y placer) en el interior de nuestro cuerpo.

La aparición de la risa espontánea a carcajadas necesitará algunos días de práctica ininterrumpida (esto implica ejercitarla cada día) de esta técnica, porque este fenómeno es casi totalmente excepcional en el caso del hombre común en ese momento (al despertarse por la mañana). Perseverando en la realización de esta técnica sencilla no pasará mucho tiempo hasta que nuestra risa se vuelva espontánea y constataremos con alegría que esto transformará considerablemente la calidad de nuestra existencia enteramente

Gracias a este proceso, pronto nos sentiremos más ligeros, más desenvuelto, espontáneos y brillantes, y estaremos listos para comenzar el día con una actitud viva y creativa. Después de 3-4 meses de práctica, observaremos que esta técnica ha amplificado en gran medida nuestro humor y buena disposición.